965 088 281   |   656 584 382   |   email

Hace unos años el mantenimiento de las piscinas era una ardua tarea, que implicaba el vaciado y limpieza, o bien el depurado permanente del agua. Actualmente, se opta por un método menos costoso y más ecológico. Es el sistema de hibernación, que permite conservar el agua de una temporada a otra, sin que aparezcan algas u otros organismos contaminantes.

Para asegurar el correcto mantenimiento de la piscina en primavera, lo primero que debes comprobar son los sistemas de filtrado. Tras verificar que están en perfecto estado, tienes que realizar un tratamiento con cloro, (en una cantidad inferior a la que usas en verano), y durante una media de 8 horas a la semana.

Además, debes aplicar un tratamiento desinfectante de cloro y algicidas, que eviten la descomposición. Este proceso debes realizarlo dos veces a lo largo del invierno (la primera, al acabar la temporada de baño; y la segunda, hacia el mes de febrero). Es especialmente importante para aquellas piscinas que tengan jardín anexo o vegetación alrededor de ella.

Otro punto muy importante es el control del Ph del agua, que tiene que estar siempre entre el 7,2 y el 7,6. Así te aseguras de que la piscina está libre de algas y que la piel de los bañistas no sufrirá molestas irritaciones.

Si tienes cualquier duda relacionada con tu piscina… ya sabes llámanos y te la resolveremos!!

Related Posts

Leave a Reply

GDPR

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y hacer más cómoda tu búsqueda. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso